La plataforma “Un futuro sin carbón” demanda a Endesa un calendario de cierre de sus centrales térmicas de carbón

Las organizaciones españolas pertenecientes a la plataforma europea Un futuro sin carbón (Europe Beyond Coal) han solicitado a Endesa que haga público un calendario para el cierre de sus centrales de carbón. Las organizaciones cuestionan la ambigüedad de la política climática de la compañía y critican la falta de transparencia sobre sus planes para el cierre de las centrales térmicas en España teniendo en cuenta el cambio de rumbo del nuevo Gobierno y la creación del Ministerio de Transición Ecológica. Además, solicitan mayor transparencia a la compañía sobre sus planes y que se tenga en cuenta que el cierre de las centrales debe ir acompañado de un plan de transición justa para las comarcas afectadas por esos cierres. La Ministra Teresa Ribera ya ha declarado de forma pública que cree que “el carbón tiene poco futuro” y su intención de llevar a cabo una transición energética hacia un escenario de futuro donde dominen las energías renovables para poder cumplir con los objetivos del Acuerdo de París y de la UE.

Endesa ha presentado recientemente el documento de “Buenas Prácticas para la Gestión del CO2 y su Consejero Delegado, José Bogas, ha declarado la “necesidad y posibilidad de lograr una transición suave hacia la descarbonización plena en 2050”. Sin embargo, sin fechas claras de cierre de todos sus activos en combustible fósil, en particular sus centrales de carbón, esos hitos no podrán alcanzarse.  El abandono del carbón es imperativo en el marco del Acuerdo de París. En caso de no retirarse las instalaciones existentes de generación de electricidad con carbón, en el año 2030, sus emisiones seguirán siendo un 150% superiores de lo que deberían ser para cumplir el objetivo de 1,5ºC.  Las centrales deben cerrar a más tardar en 2025, a pesar de que se hayan realizado inversiones para cumplir con los valores límite de emisión de la Directiva de Emisiones Industriales para alargar su vida unos años más.

Endesa es la empresa que emite más toneladas de CO2 equivalente en España. Es propietaria de 5 de las 15 centrales térmicas de carbón que todavía funcionan en España. Además, estas centrales afectan de forma grave a la salud de la población, y sólo las 5 propiedad de Endesa estuvieron relacionadas con aproximadamente 1.316 muertes prematuras en el año 2015, según datos extraídos de la plataforma europea Europe Beyond Coal.

Por todo ello, las organizaciones firmantes piden a Endesa que haga público un calendario de cierre ordenado y progresivo de sus centrales de carbón, y que no realice nuevas inversiones en ellas, ya que no solo supone un riesgo para sus inversores, sino que tiene un gran impacto en la salud y el medio ambiente.

Las peticiones de cierre.

Las centrales térmicas Compostilla (Castilla y León) y Teruel (Aragón) emiten grandes cantidades de SO2, NOx y partículas, sustancias contaminantes que provocan graves impactos en la salud y el medio ambiente. Ambas instalaciones se encuentran en la lista de las 30 centrales que más muertes prematuras causan en Europa (“Toxic 30”) elaborada por la plataforma Europe Beyond Coal. Enel, propietaria de Endesa, anunció en 2017 que cerraría estas centrales en 2020. Las dos centrales se encuentran en la actualidad bajo el régimen de excepción del Plan Nacional Transitorio (PNT) de la Directiva sobre las Emisiones Industriales (DEI), en vigor hasta el 30 de Junio de 2020, fecha en la que deberán adaptarse a los valores más estrictos de emisión de la DEI, o cerrar. Por ello, las organizaciones consideran que Endesa debe solicitar las autorizaciones de cierre de las centrales a la mayor brevedad posible, para poder realizar un cierre ordenado y facilitar una transición justa.

Para la central de Es Murterar en Alcudia, Baleares, las organizaciones solicitan el cierre de los Grupos I y II para 2020. Este cierre, que no afectaría a la seguridad de suministro de las islas, fue previsto en 2017 por el Govern Balear como parte de su Ley regional de Cambio Climático y Transición Energética y bloqueado por el anterior Gobierno. Con el nuevo clima político, favorable a la transición a energías limpias, el cierre de esos grupos de Es Murterar debería llevarse a cabo para el 1 de enero de 2020, fecha en la que finaliza la excepción al límite de emisiones de la DEI de pequeña red aislada en la que la central está incluida. Por otro lado, para los Grupos III y IV se debería a su vez poner en marcha un plan de cierre ordenado de cara a 2025 como fecha máxima.

Las centrales de As Pontes (Galicia) y Litoral (Andalucía), por su parte, han realizado obras de adaptación a los valores límites de emisión de la DEI que alargarán su vida unos años más. No obstante, teniendo en cuenta la necesaria eliminación gradual del carbón en Europa para poder cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, Endesa debería establecer de forma clara el cierre para 2025. El plan de cierre de estas centrales, como en el resto de casos, debería acordarse a la mayor brevedad para poder garantizar un cierre ordenado y progresivo junto a una transición justa para los trabajadores y regiones afectadas,  según las organizaciones firmantes.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cookies Policy

This website uses cookies to for ease of use and navigation. If you continue navigating this website you are giving consent that you accept the use of said cookies and our own cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies