IIDMA aplaude la decisión del Gobierno de Cantabria denegar la moratoria para el uso de mercurio tóxico a Solvay Torrelavega

Solvay

    

Desde IIDMA aplaudimos la decisión del Gobierno de Cantabria de no aprobar la moratoria para el uso de celdas de mercurio para la producción de cloro en la instalación de Solvay en Torrelavega tras el complejo proceso de revisión de la autorización ambiental integrada en el que IIDMA estaba personado como parte interesada. Solvay había solicitado una moratoria de dos años  para continuar usando  celdas de mercurio para producir cloro, una técnica prohibida por la Unión Europea y que no se podrá utilizar más a partir de diciembre de 2017 por el peligro que conlleva, al ser tóxico para seres humanos y muy dañino para el medio ambiente. La Comisión Europea estaba investigando esta situación tras la presentación de una serie de denuncias ante la misma realizadas por IIDMA y otras organizaciones.

IIDMA se personó en el proceso de revisión con el fin de garantizar el respeto del marco jurídico vigente y así evitar las emisiones de mercurio desde esta instalación. Según la OMS, el mercurio forma parte de los 10 productos químicos que plantean mayores problemas de salud pública. Después de diferentes tragedias por envenenamiento por mercurio como la sucedida en Minamata (Japón), donde más de 2.200 personas murieron debido a la emisión de mercurio por parte de una industria petroquímica en los años 50, se tomaron medidas políticas. En 2013 diferentes países, incluido España, firmaron el Convenio de Minamata, que entró en vigor en agosto de 2017. Este tratado internacional incluye obligaciones para que los estados controlen vertidos, reduzcan la exposición a la sustancia, o prohíban determinados productos y procesos como el utilizado en Solvay.

Después de dos informes de los servicios jurídicos del Gobierno de Cantabria, que afirmaban que la actividad de Solvay era contraria a derecho, la Dirección General de Medio Ambiente ha publicado una Resolución por la que se revisa y modifica la Autorización Ambiental Integrada de sus instalaciones en Torrelavega, prohibiendo el uso de mercurio a partir del 11 de diciembre de 2017, en conformidad con el Reglamento UE 2017/852 sobre el mercurio. Esta Resolución, firmada por el Director General de Medio Ambiente Miguel Ángel Palacio, sigue también las obligaciones de la Directiva de Emisiones Industriales de la Unión Europea, y las conclusiones sobre Mejores Técnicas Disponibles (MTD), que excluye la producción de cloro mediante la técnica de celdas de mercurio.

“Estamos muy satisfechos con la decisión del Gobierno de Cantabria. La labor de IIDMA en la defensa de nuestro medio ambiente utilizando las herramientas que nos ofrece el  estado de derecho resulta muy satisfactoria cuando las administraciones toman decisiones de conformidad con la legislación medioambiental vigente. La moratoria de dos años que pretendía Solvay era contraria al Estado de Derecho, y potencialmente peligrosa para la salud y el medio ambiente. Su aprobación hubiera sentado un grave precedente, además de suponer un desafío a la Unión Europea.” afirma Ana Barreira, Directora de IIDMA.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cookies Policy

This website uses cookies to for ease of use and navigation. If you continue navigating this website you are giving consent that you accept the use of said cookies and our own cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies