IIDMA afirma junto a ONG medioambientales españolas: “España destina más de 1.000 millones de euros anuales a financiar el cambio climático.”

IIDMA y las principales ONGs dedicadas a la defensa del medio ambiente en España han lanzado un comunicado de prensa conjunto haciéndose eco de los datos para España del estudio presentado por la Red Europea para la Acción Climática (CAN) y el Instituto para el Desarrollo Exterior (ODI). Este informe muestra las cifras de apoyo económico en once países de la UE, cifras que parecen lejos del compromiso de la UE de retirar toda subvención fósil para 2020. En España en concreto  la cifra se eleva hasta los más de 1.000 millones de ayudas estatales.

Dentro de estas ayudas destacan los millones de euros destinados a cubrir las pérdidas de la no competitiva industria del carbón: desde los 31 millones en 2015 hasta los 75 millones que se destinarán en 2018. Del mismo modo, se dedican unos 470 millones de euros anuales a los pagos por capacidad para centrales eléctricas. Según los reguladores, un 80% de las centrales de gas serían inviables sin estas ayudas. Las exenciones fiscales a los combustibles fósiles de los sectores mineros y agrícolas hicieron que el estado dejase de recaudar 380 millones en 2014. En los sectores marítimo, ferroviario y aéreo, las exenciones de impuestos suponen 339 millones de euros anuales.

Las organizaciones firmantes destacan cómo el estudio analiza la falta de un registro de las subvenciones a los combustibles fósiles o de otras ayudas perjudiciales para el clima dificulta el control de estos incentivos a las emisiones de carbono. Esto contrasta con la situación de países como Alemania, con mayor grado de transparencia. Es difícil evaluar si el Gobierno español está en el camino de la eliminación de las ayudas a combustibles fósiles o si dispone de alguna hoja de ruta en este sentido. Debido a esta falta de transparencia, los investigadores admiten que no han encontrado la información necesaria del 56% de las herramientas fiscales y del 20% de proyectos fósiles financiados con recursos públicos.

El documento también señala la necesidad de terminar con esta financiación generadora de cambio climático si se quiere limitar el incremento de la temperatura global a 1,5ºC. Unas ayudas a los fósiles que se extienden más allá de nuestras fronteras: la Compañía Española de Seguros de Crédito la Exportación ha apoyado con una media de 56 millones anuales proyectos petroleros y de gas. En concreto, los países beneficiarios de este apoyo son Angola, Costa Rica, Kenia, Rumania y Turquía.

En opinión de las organizaciones firmantes el gobierno español debe acelerar la desinversión en estas tecnologías fósiles, reorientando estos fondos para el desarrollo de un sistema energético 100% renovable. Este informe demuestra cómo el estado sigue favoreciendo los intereses de los grandes emisores de gases de efecto invernadero. Recuerdan también las miles de personas e instituciones que ya se han posicionado en favor de un movimiento por la desaparición de este apoyo económico y financiero.

Organizaciones firmantes:

Amigos de la Tierra

Ecologistas en Acción

Eco-union

Fundació ENT

Fundación Renovables

Greenpeace

IIDMA (Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente)

Inspiraction

SEO/BirdLife

WWF

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cookies Policy

This website uses cookies to for ease of use and navigation. If you continue navigating this website you are giving consent that you accept the use of said cookies and our own cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies