España ahorraría 754 millones de euros anuales si dejase de subvencionar el carbón

Coal_map_Spain-01
 Aunque numerosos estudios alertan de las muertes prematuras, enfermedades cardiovasculares y respiratorias relacionadas con la quema de carbón así como su contribución al calentamiento global, España sigue subvencionando la minería del carbón y la producción de energía procedente de este combustible fósil: 754 millones de euros anuales desde 2005 según el informe “Cutting Europe’s lifelines to coal: tracking subsidies in 10 countriesrealizado por el think thank ODI (Overseas Development Institute), para el que desde IIDMA hemos prestado apoyo en la elaboración del capítulo español.
El informe analiza los subsidios recibidos por el carbón en 10 países europeos, entre ellos España, que ascienden a 6.300 millones de euros desde 2005 hasta 2016.

Aunque algunas de estas ayudas al carbón tienen como objetivo apoyar el cierre de las minas de carbón no competitivas a más tardar el 31 de diciembre de 2018 así como la financiación de proyectos que potencien un desarrollo económico alternativo para las comarcas mineras y la creación de empleo para los trabajadores afectados por el cierre de las centrales de carbón (150 millones de euros destinados a proyectos de creación de empleo y 250 millones a proyectos de infraestructura entre 2013 y 2021, según el informe), otras siguen incentivando la producción de energía procedente del carbón.

*Informe ODI subsidios en España (pdf) 

España debe poner fin cuanto antes a los subsidios destinados a extender la vida de las centrales y minas de carbón, entre ellos los pagos por capacidad (pagos a unidades de producción de electricidad, incluidas las centrales de carbón de 10.004 MW, para seguir funcionando independientemente de la capacidad producida) y las ayudas para apoyar mejoras medioambientales. Asimismo, es necesario que se abstenga de intentar prolongar mecanismos existentes o introducir nuevos mecanismos que apoyen la extracción y quema de este combustible fósil, lo contrario representaría un incumplimiento de los compromisos asumidos por España al ratificar el Acuerdo de París publicado en el BOE en febrero de 2017.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cookies Policy

This website uses cookies to for ease of use and navigation. If you continue navigating this website you are giving consent that you accept the use of said cookies and our own cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies