Enel, principal accionista de Endesa, confirma el cierre de las centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) en 2020

Ante las preguntas de dos representantes del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) en la Junta General de Accionistas celebrada hoy en Roma, Enel ha afirmado que las centrales de carbón de Compostilla y Andorra se cerrarán en 2020. 
Las seis térmicas de Endesa, propietaria en España del 51,7% de la potencia total instalada de carbón, fueron responsables en 2015 del 28,4% de las emisiones de CO2 de nuestro país.
Las emisiones de la quema de carbón además de agravar el cambio climático producen graves problemas en la salud: aumento del índice de muertes prematuras y graves enfermedades respiratorias crónicas.

“Felicitamos a ENEL por el anuncio de cierre a 30 de junio de 2020 de Compostilla y Andorra, dado que no invertirá para adaptarlas a los requerimientos de la normativa de la UE. Se trata de un primer paso pero también es necesario un plan de cierre para el resto de sus centrales térmicas, de acuerdo con el objetivo de ENEL de ser carbon neutral en 2050, y para contribuir a los objetivos del Acuerdo de París” ha declarado Ana Barreira, directora del IIDMA, tras intervenir en la Junta General de Accionistas de Enel, principal accionista de la eléctrica Endesa.

El IIDMA ha preguntado a Enel por sus planes de cierre de las centrales térmicas de Endesa  así como por sus planes de inversión en las mismas de acuerdo con el objetivo anunciado por la eléctrica de descarbonizarse para 2050. “Se trata de un grave problema de salud pública ya que estas centrales están autorizadas a emitir por encima de los valores límite establecidos por la normativa de la Unión Europea (Directiva 2010/75/UE de emisiones industriales)” insiste Carlota Ruíz-Bautista, abogada del IIDMA, que también ha participado en la Junta General de Accionistas. IIDMA ha elaborado un informe junto con la organización italiana ReCommon sobre la participación de Enel en las centrales de carbón en España.

IIDMA considera necesario que ENDESA, al igual que deben hacer otras compañías españolas, cuente con un plan de cierre de las centrales de carbón en 2025 para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, mejorar la calidad del aire y garantizar una transición justa. ENEL ha anunciado que se realizarán inversiones en las centrales de As Pontes, Litoral y Alcudia para cumplir con la normativa de la UE. “No tiene sentido seguir apostando por un modelo basado en la quema de carbón, uno de los combustibles más contaminantes y más nocivos para nuestra salud, al existir otras alternativas más limpias para producir electricidad” recalca Ana Barreira.

Muertes prematuras, hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, aumento de la incidencia del asma en niños y casos de bronquitis crónica en adultos son algunos de los graves problemas de salud provocados por las emisiones de la quema de carbón. IIDMA presentará, este mes de mayo, un informe analizando estos impactos sobre nuestra salud producidos por las centrales térmicas de carbón en España durante 2014.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cookies Policy

This website uses cookies to for ease of use and navigation. If you continue navigating this website you are giving consent that you accept the use of said cookies and our own cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies