Comunicados de Prensa de 2016 y anterior

18/11/2016

ÁLVARO NADAL SE LAVA LAS MANOS EN EL ASUNTO DEL CARBÓN

 

‘La mano invisible’ parece haber tomado posesión en el Consejo de Ministros de Mariano Rajoy ya que, según la declaración de Álvaro Nadal, Ministro de Energía, en el penúltimo día de la COP 22 en Marrakech, el cierre de las centrales térmicas de carbón “no es una responsabilidad comunitaria” y “será el propio mercado el que vaya demandando menos carbón”.

 

“El Ministro está actuando de un modo irresponsable al referirse a este problema tan a la ligera”, afirma Ana Barreira, Directora del Instituto Internacional del Derecho y Medio Ambiente (IIDMA). “La misión de D. Álvaro Nadal debería ser cumplir con sus responsabilidades, en lugar de evadirlas y tomar las medidas necesarias para que la contaminación procedente de las centrales de carbón no aumente cada año y así no sólo contribuir al objetivo del Acuerdo de Paris, sino también preservar la salud de los españoles”.

 

Barreira también recuerda que, “El Consejo de Ministros no ha aprobado aún el Plan Nacional Transitorio y añade que “el Ministro debe tomar medidas para cumplir con los compromisos adquiridos tanto en el plano internacional como en la Unión Europeay no dejarlos en manos de los que contaminan”.

 

El uso de carbón para la producción de electricidad es el mayor contribuyente de emisiones de CO2. Además,  está plenamente demostrado que su uso emite contaminantes con graves impactos para la salud como el NOx, SO2, y partículas. Sólo en el 2013, el uso de carbón costó a los españoles alrededor de 4.330 millones de euros en costes sanitarios y en el 2015 fue responsable del 64,5 % de las emisiones de CO2 del sector eléctrico.

 

Mientras que el Reino Unido ha elaborado un plan de cierre de las centrales de carbón y otros países como Francia y Alemania están trabajando en esta dirección, esta posición tan irresponsable por parte del gobierno hace que España no solo siga a la cola en la ratificación del acuerdo del París, sino que además denota una grave pasividad ante la problemática del carbón, delegando su responsabilidad al albur de los mercados.

15/11/2016

EL REINO UNIDO DICE NO AL CARBÓN DESPUES DEL 2025: Y ESPAÑA ¿CUÁNDO?

 

IIDMA espera que el Ministro de Energía, Don Álvaro Nadal, siga el ejemplo del Reino Unido.

 

Un año después de la promesa por parte del Gobierno Británico de pulsar el “botón de reinicio” de la estrategia energética, el Reino Unido es el primer país en dar un paso para cumplir con su compromiso contra el cambio climático, desde que entró en vigor el Acuerdo de París el pasado cuatro de noviembre, habiendo anunciado esta semana que sigue adelante con su plan de cierre de las centrales térmicas de carbón.

 

Hay que recordar que la quema de carbón es la principal fuente de emisiones de CO2 generada por el sector eléctrico además de generar otros contaminantes con un gran impacto en la salud y el medio ambiente: NOx, SOx y partículas.

 

Y, ahora con un gobierno ya formado y ministerio nuevo, la pregunta es: ¿cuándo se hará lo mismo en España?

 

Para asegurar que haya una transición energética económica, limpia y justa en España la responsabilidad recae, principalmente, en el nuevo Ministerio de Energía, Turismo, y Agenda Digital dirigido por Don Álvaro Nadal Belda. Éste debería seguir el ejemplo del Department of Business, Energy and Industrial Strategy del Reino Unido, presentando un plan detallado para que se lleve al cabo el cierre de las centrales térmicas de carbón en España a más tardar en 2025.

 

La realidad: La ventaja Española

 

Respecto al plan Británico, el gobierno español tiene una ventaja significativa para realizar el cierre de las centrales en los próximos años: mientras que la quema de carbón representa el 15 % de la potencia eléctrica instalada total en el Reino Unido, el sistema nacional de España, según datos de la Red Eléctrica Española de 2015, solo un 9,68 % de la potencia instalada corresponde al carbón. Una cifra que, dado el hecho que el sistema actual en España tiene una capacidad excedentaria de alrededor del 30%, muestra que el cierre de las centrales térmicas es una meta viable.

 

Asimismo, es destacable que en el ejercicio 2016 la energía procedente de fuentes renovables superó a la procedente de combustibles tradicionales durante los meses de febrero a mayo. Asimismo, el suministro de energía procedente de carbón disminuyó considerablemente en comparación a lo sucedido en 2015 cuando fue la segunda fuente de energía. Por tanto, la retirada del carbón del mix energético español no supondría ningún riesgo a la garantía de suministro.

 

No se trata de cómo se hará, sino, cuándo se redactaran los planes — como ha hecho el Reino Unido esta semana — y cuándo se pondrán en vigor las políticas necesarias para cumplir con los compromisos que se han hecho para afrontar el cambio climático predicando con el ejemplo.

13/10/2016

LAS CENTRALES TÉRMICAS DE CARBÓN EN ESPAÑA SIGUEN SIN CUMPLIR CON LA LEY

 

El plan que permite a las grandes instalaciones de combustión emitir contaminantes por encima de los valores límites establecidos por la Unión Europea no cumple con la ley y no refleja la situación real.

 

Según una Directiva europea, las centrales térmicas  pueden acogerse, por medio de un Plan Nacional Transitorio (PNT), a una exención que les permite seguir emitiendo, hasta 2020, valores más altos de contaminantes —  entre los que se incluye el dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas — que los establecidos por dicha Directiva.

 

A pesar de que fue aceptado por la Comisión Europea en marzo, el PNT no respeta la legislación española que requiere que “una vez que la Comisión Europea dé el visto bueno al plan nacional transitorio elaborado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Consejo de Ministros, a propuesta de ambos ministerios” apruebe el plan nacional transitorio. El Consejo de Ministros no lo ha aprobado aún ni se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado.

 

“Por ello, las centrales de carbón están operando en España bajo un plan que no cumple con los requisitos legales exigidos por nuestro estado de derecho desde enero de 2016, causando perjuicios a nuestra salud y daños al medio ambiente”, declara Ana Barreira, Directora del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente.

 

Asimismo, “el PNT no ha sido sometido a una evaluación ambiental estratégica como requiere tanto la legislación internacional y de la Unión Europea como la de nuestro país. En consecuencia, dicho plan no se ha sometido a un procedimiento de participación pública que también exige esa legislación,” prosigue Ana Barreira.

 

El PNT actual incluye 30 instalaciones, de las cuales 22 utilizan carbón como combustible. Dicho plan no solamente permite a las centrales emitir por encima de los niveles establecidos por la Unión Europea, sino que no está actualizado ya que cuenta con una central que dejó de funcionar dos meses antes de que la Comisión Europea diera su visto bueno al plan, lo cual eleva las emisiones permitidas para el resto de las centrales incluidas en el mismo.

 

El plan es solo una de las varias opciones que las centrales térmicas tienen a su disposición para poder seguir emitiendo por encima de los niveles de contaminantes establecidos en la Directiva de Emisiones Industriales (DEI) de la Unión Europea. Entre las otras opciones, las centrales también pueden limitar sus horas de funcionamiento a 17.500 horas en los próximos ocho años o, en el caso de las centrales que formen parte de una red más pequeña y aislada, pueden seguir emitiendo por encima de los límites establecidos hasta el 2019. Esto a pesar de que las emisiones de las centrales térmicas de carbón en España causaron 1,530 muertes prematuras en el 2013, tal y como se refleja en el informe “Lifting Europe’s Dark Cloud” de EEB y otros.

 

A día de hoy, las centrales de combustión que utilizan el carbón solo suman poco más del 10% de la potencia total instalada en el país, pero son responsables del 70% de las emisiones de dióxido de carbono de todo el sector productor de electricidad.

 

El gobierno sostiene que las centrales térmicas de carbón son necesarias para mantener un margen de seguridad en la red eléctrica. Este no es el caso: el sistema actual del país tiene una capacidad excedentaria de alrededor del 30%, por lo que eliminar el carbón no supondría problemas en la seguridad de suministro.

27/04/2016

EL CARBÓN NO TIENE CABIDA EN UN MODELO ENERGÉTICO SOSTENIBLE

 

Fundación Renovables, IIDMA y las cinco grandes ONG ecologistas piden
a los grupos parlamentarios que voten NO a la PNL promovida por Foro Asturias

 

Las organizaciones Amigos de la Tierra, WWF, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife, Greenpeace, el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) y la Fundación Renovables piden a los partidos políticos que asuman que el carbón, principal combustible fósil responsable del cambio climático por su elevado nivel de emisiones de CO2, es una fuente de energía incompatible con un modelo energético sostenible y, en consecuencia, que voten NO a la Proposición no de Ley (PNL) de Foro Asturias.

 

Esta PNL, relativa al “futuro del carbón autóctono como factor clave para la soberanía energética española”, se discutirá mañana jueves en la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados. En ese sentido, estas organizaciones se han dirigido por correo electrónico a todos los diputados de la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso para recomendarles el voto negativo a esta PNL al considerar que cualquier política dirigida a impulsar el uso de este combustible fósil contraviene los acuerdos internacionales de lucha contra el cambio climático y será irresponsable e insolidaria con el resto de las personas que habitan este planeta (generaciones presentes) y con las generaciones futuras. Así mismo, se les invita a rechazar cualquier propuesta que implique el desarrollo de políticas que garanticen la continuidad del uso del carbón, ya sea autóctono o importado.

 

La PNL de Foro Asturias pretende prolongar la actividad minera y el abastecimiento de carbón autóctono más allá del año 2018 y favorecer el consumo del carbón nacional en las centrales térmicas, mediante beneficios fiscales. Un detallado análisis del contenido de esta PNL, realizado por Greenpeace y el IIDMA, demuestra la inconsistencia de sus planteamientos y la ilegalidad de algunas de las medidas propuestas (se adjunta en pdf).

 

El pasado 22 de abril, España suscribió el acuerdo climático adoptado en París a finales de 2015, asumiendo así como país el compromiso de sumar esfuerzos para mantener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de 1,5 ºC y reducir las emisiones de CO2 a cero lo antes posible. Las subvenciones al carbón deben respetar la normativa en materia de ayudas de Estado de la UE, entre ellas, la Decisión 2010/787/UE del Consejo de 10 de diciembre de 2010, relativa a las ayudas estatales destinadas a facilitar el cierre de minas de carbón no competitivas hasta 2018 así como las Directrices sobre ayudas estatales en materia de protección del medio ambiente y energía 2014-2020. Por todo ello, estas organizaciones consideran que ningún partido político debería apoyar la quema de carbón en España con subsidios, incentivos o bonificaciones, ni para su extracción ni para su combustión para la producción de energía.

 

Los subsidios al carbón ya han costado a los ciudadanos en España más de 32.000 millones de euros, destinados a perpetuar y apoyar el uso de este combustible. Sólo las empresas mineras relacionadas con la extracción de carbón han recibido ayudas por valor de 22.000 millones desde el año 1992. Estas organizaciones reclaman a las fuerzas políticas que cualquier medida que adopten sea conforme con los objetivos de lucha contra el cambio climático asumidos en el plano internacional. Y que, en consecuencia, estén dispuestos a apoyar y desarrollar políticas conformes con nuestros compromisos internacionales las cuales, en lugar de prolongar el uso de ningún tipo de carbón, vayan dirigidas a garantizar un futuro basado en un sistema energético 100% renovable, eficiente e inteligente y a desarrollar un plan de cierre justo para la minería de carbón garantizando empleos sostenibles.

 

En el marco de la UE, seis países de la UE ya han cerrado todas sus térmicas de carbón y otros como Reino Unido, Alemania o Portugal ya han puesto fecha de cierre para todas sus centrales térmicas de carbón. Sin embargo, en España, el quinto país de la UE con el mayor porcentaje de producción de energía con carbón, el consumo de este combustible creció el año pasado un 23%. En consecuencia, las emisiones de CO2 en España crecieron un 5% en 2015 con respecto a 2014 debido a la quema de carbón en las centrales térmicas para la producción de electricidad.

 

Para estas organizaciones, en línea con el compromiso internacional antes referido, es ineludible y urgente que se adopte un plan de transición energética en nuestro país para alcanzar un sistema energético basado al completo en energías renovables, para lo que es indispensable que se produzca el abandono absoluto de la minería del carbón, debiendo concretarse este mismo año un plan de cierre progresivo de las centrales térmicas de carbón en España que debería ser completado antes de 2025. El cierre de la minería debe ir acompañado de planes de “transición justa”, como ha validado la Organización Internacional del Trabajo.

 

Hay que recordar que el sector renovable ha perdido 22.000 empleos y más de 60.000 personas están al borde de la quiebra por sus inversiones en energías renovables a causa de la nefasta reforma del sector eléctrico llevada a cabo por el ahora dimitido José Manuel Soria en su etapa al frente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y por la inestabilidad legislativa y jurídica que esta reforma ha provocado.

 

Apostar por un sistema eléctrico basado casi al completo en energías renovables para 2030 generaría más de 3 millones de empleos, además de reducir el 75% de las emisiones de CO2 y un descenso en la factura de la luz del 34% respecto al año 2012.

21/04/2016

TODOS RECONOCEN QUE EL CARBÓN ES UN PROBLEMA, PERO ALGUNOS LO APOYAN CON DISCURSOS INCOHERENTES

 

Descargar documento.

01/07/2014

DE AARHUS A MAASTRICHT: UN PEDREGOSO CAMINO HACIA EL CUMPLIMIENTO

 

Descargar documento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cookies Policy

This website uses cookies to for ease of use and navigation. If you continue navigating this website you are giving consent that you accept the use of said cookies and our own cookies policy.

ACEPTAR
Aviso de cookies